Boluntarioen Eguna -2019- Día del Voluntariado

La Asamblea General de las Naciones Unidas, en 1985, decretó celebrar el 5 de diciembre, el Día Internacional del Voluntariado. Por eso hoy queremos recordar éste día, y darle el valor que merece.

Aprovechamos para recordar algunas cifras, se estima que en el mundo hay unas 140 millones de personas voluntarias, datos de 2011 de naciones Unidas, si las juntáramos todas en un país sería el 9º del mundo. Hay quien amplía el dato hasta llegar a los 1.000 millones de personas voluntarias, lo que equivaldría a uno de cada 7,5 ha  bitantes del planeta.

En el territorio nacional se habla de 2,5 millones, en el País Vasco de 167.000, y en Navarra de 30.000 personas voluntarias.

Lo que está claro es que las cifras son complicadas de analizar, ya que la persona voluntaria, en muchos casos, va más allá de cifras y estadísticas, y es complicado recoger en listados, cuando son servicios totalmente altruistas y que en muchos casos pretenden quedar en el anonimato.

Y lo que también está claro, es que el perfil de persona voluntaria tiene un rostro mayoritariamente femenino (más del 62%), aunque es verdad que se va reduciendo.

Kofi Annanek honela zioen Nazio Batuen Batzar Nagusiaren aurrean emandako hitzaldian: «Milurtekoko Adierazpenaren aplikazioan aurrera egin nahi badugu eta Milurtekoko Garapen Helburuen lorpenean erabakitasunez aurrera egin nahi badugu, beharrezkoa izango da mundu osoko pertsonen laguntza izatea, eta boluntariotza parte hartzeko tresna boteretsu eta eraginkorra da oraindik ere». Orain Garapen Iraunkorreko Helburuak ditugu jomugatzat, 2030erako, baina argi dago boluntariotzarik gabe ezinezkoa izango dela hori gauzatzea.

Curiosamente el voluntariado promueve una serie de valores que parecieran ir en contra de la sociedad, ya que las palabras gratis, tiempo, dedicación, sacrificio, igualdad, empatía, cercanía, sueño, justicia, solidaridad, compartir…parecen de otro tiempo, y sin embargo son la llave para hacer un mundo más humano y sostenible.

Desde Proclade Yanapay queremos no sólo reconocer el papel de las personas voluntarias en el trabajo que realizan, sino sobre todo en que en sus ideales, sueños y convencimientos se encuentra el mecanismo que puede hacer que el mundo de un giro. Queremos recoger de su ejemplo los pilares del modelo de sociedad que deseamos y comprobar que es una construcción común.

«Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo» (Eduardo Galeano).

Gracias a todas las personas voluntarias de Proclade Yanapay, porque somos parte de este cambio.